Antecedentes

La igualdad entre mujeres y hombres está garantizada en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que, en el título primero, capítulo I, artículo 4, establece: “El varón y la mujer son iguales ante la ley”.

Sin embargo, las leyes por sí mismas no bastan para garantizar la igualdad, por lo que México, como tantos otros países del mundo, ha buscado formas y espacios para impulsarla. Así, nuestro país ha tenido una participación activa en los órganos de Naciones Unidas dedicados a los temas de las mujeres y ha dado seguimiento a los convenios y tratados internacionales, no sólo para que los acuerdos suscritos sean traducidos en la legislación nacional, sino sobre todo para encontrar los mecanismos que permitan llegar a la igualdad en términos concretos.

Una de las medidas adoptadas por el gobierno mexicano, plasmada en el Plan Nacional de Desarrollo 2001-2006, fue la publicación del decreto de Ley del Instituto Nacional de las Mujeres, el cual tiene entre sus mandatos la igualdad de oportunidades, el trato equitativo, el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres y su participación equitativa en la vida política, cultural, económica y social del país. Dichos objetivos se llevan a cabo a través del Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y no Discriminación contra las Mujeres 2007-2012 (PROEQUIDAD).

El Proequidad contempla en el objetivo estratégico 1 “Institucionalizar una política transversal con perspectiva de género en la Administración Pública Federal (APF) y construir los mecanismos para contribuir a su adopción en los poderes de la unión, en los órdenes de gobierno”.

Estrategia que se corresponde con la línea de acción 1.1.3 que señala “Establecer las Unidades Responsables de Género con recursos suficientes y alto nivel de decisión, en la estructura orgánica de las Secretarías y Dependencias Federales, para establecer, dar seguimiento y evaluar las acciones, políticas y programas sectoriales en el cumplimiento de la Política Nacional de Igualdad”.

En esa misma vertiente, el interés por los estudios de género dentro del medio académico cobró importancia social y científica en los últimos treinta años. La UNAM, es la primera universidad en el país que formó el Programa Universitario de Género (PUEG) y su ejemplo ha sido retomado por otras instituciones, entre ellas, la Universidad Autónoma de Sinaloa.

En la Universidad Autónoma de Sinaloa desde hace más de una década la perspectiva de género ha estado presente en diversos proyectos de investigación, docencia e investigación. El Encuentro Regional "La categoría de género en la investigación social en México“, en diciembre de 1996; conformación del Programa Universitario de Género en la Coordinación General de Investigación
y Posgrado (PUG-CGIP) en marzo de 1997; Especialidad y Maestría en Violencia Intrafamiliar (2006); Diplomado en Género y Políticas Públicas (2008); Maestría y Doctorado en Trabajo Social con énfasis en Estudios de Género (2009), entre otras acciones, son muestra de ello.

En todos estos años, el Programa (PUG-CGIP) mantuvo una oferta de formación actualizada, al interior y exterior de la Universidad con diversas modalidades (cursos, seminarios y talleres) que ofrecen un panorama académico actualizado y capaz de brindar elementos analíticos en la comprensión de los problemas sociales.

Además, con el fin de promover la reflexión teórica y el debate, así como para apoyar la docencia y la difusión en el campo de los estudios de género, realizamos investigaciones importantes con financiamiento externo e interno, y publicamos textos así como resultados del trabajo académico de investigación.

También contamos con material para la sensibilización de los y las universitarias, particularmente para promover la prevención y atención de la violencia contra las mujeres y la que se vive en las relaciones de noviazgo.

No obstante, el Programa Universitario de Género fue una instancia con infraestructura informal, sin personal suficiente y sin recursos propios. De ahí la importancia del reconocimiento del Centro de Políticas de Género para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, que tiene como fin que las y los universitarios encuentren incentivos para planear, organizar y proyectar de manera óptima su trabajo, acorde con la importancia académica, social y política que el género ha adquirido en el mundo.

Más Noticias Aquí
Documentación del MEG
073138 VISITAS

Universidad Autónoma de Sinaloa, Centro de Políticas de Género para la Igualdad entre Mujeres y Hombres
Blvd. Miguel Tamayo Espinoza De los Monteros, Torre de Rectoría, Campus Rafael Buelna, CP 80050, Culiacán, Sinaloa. Tel. 712-86-69
Línea sígueme 01 800 83 87 177. Denuncia el Acoso y Hostigamiento Sexual. Es confidencial.